make my trip

myntra offers

shopclues coupon code

globalnin.com

Principales recomendaciones respecto de mantenimiento y reparación de un neumático

By 10 de April de 2018Noticias

La industria del neumático trabaja principalmente pensando en la seguridad de las personas que, diariamente, se movilizan en automóviles, buses, camiones, transporte escolar y todo tipo de vehículos. Sólo los neumáticos se encargarán, finalmente, de controlar o no un vehículo en una maniobra de emergencia, cuando sean son sólo cuatro puntos de contacto con el suelo los que harán la diferencia.

Siempre hay que considerar que un neumático cumple su función deformándose al rodar, pero esta deformación requiere energía, que se disipa en forma de calor. Esto se conoce como resistencia al rodado y consume entre 15% y 25% del combustible que cargamos en el estanque. Cuando un neumático rueda con baja presión, se deforma más y la resistencia al rodado aumenta drásticamente, por lo que justamente la presión es la variable más importante de controlar, si queremos reducir los costos operacionales de cualquier vehículo.

Desde el punto de vista de la seguridad, jamás se debe utilizar un neumático cuyo dibujo no tenga la profundidad mínima legal de 2.6 milímetros, para evitar el patinaje del vehículo, que lo dejará totalmente fuera de control.

Hoy existe una normativa de peso por eje, que restringe la utilización de los neumáticos super-single, y que reemplaza a los neumáticos montados en pareja, sin aumentar la presión sobre el pavimento, ya que tienen una huella de mayor superficie.

Para lo anterior los expertos señalan que los conductores de los vehículos son clave y deberían ser los primeros inspectores de sus propios neumáticos, ya que es la condición de éstos la que permite detectar el estado de mantenimiento del vehículo, las condiciones de sobrecarga y los hábitos de conducción. Todo programa de capacitación en eficiencia energética debería incluir la importancia de los neumáticos en este ámbito.

Una alternativa fundamental es que los camiones y buses recorran más kilómetros con los mismos neumáticos, reutilizándolos con recauchajes, antes de tener que cambiarlos y generar residuos. Si en Chile recaucháramos cada neumático tantas veces como lo hacen los países de la OCDE, podríamos reducir en 18.000 toneladas la generación anual de neumáticos fuera de uso y contribuiríamos con 9.500 toneladas a la disminución de la generación global de CO2.

Leave a Reply

*

code

globalnin